Futbolines infantiles: precios y características

Cuando invertimos dinero en un regalo de cumpleaños o de Navidad para un niño pequeño tenemos la sensación de que estamos echando a perder gran parte de este dinero. A veces el uso que le dan es escaso, otras en cambio se olvidan del regalo a las pocas horas de haberlo abierto. Hay quienes han tenido la sensación de que muestran más interés por el papel que los envuelve que por el propio producto.

niños juegan al fitbolín

¿Cuánto cuesta un futbolín para niños?

Para evitar esa sensación de fracaso te aconsejo que optes por un regalo útil, duradero y que les apetezca usar día tras día, como es un futbolín infantil. Por un lado, este juguete no nos supondrá realizar un gasto muy elevado, y por otro estás velando por un complemento totalmente seguro y divertido. El precio de un futbolín infantil de calidad y enorme resistencia es de 70 euros. Te aseguro que este juguete conseguirá sorprenderle y además no se cansará de usarlo, siendo útil durante muchos años.  A partir de aquí podrás encontrar futbolines para niños mucho más caros, que quizá se escapen de las características aconsejables que deben conformar estos productos.

Antes de nada intenta que su diseño sea llamativo y colorido. Ten en cuenta que la primera impresión al verlo y que ese objeto consiga impactarles es determinante para el caso que le harán a continuación.

El hecho de disponer de unas dimensiones reducidas, con una zona de juego de aproximadamente 90 cm de largo y 48 cm de ancho, permiten que los niños puedan disfrutar cómodamente del juego. Las varillas han de ser telescópicas, para evitar golpes y velar por una seguridad total, y es aconsejable que los mangos sean de plástico, asegurando una sujeción confortable.

jovenes juegan al futbolín con sus padres

Están diseñados en base a las necesidades particulares de los niños, por lo tanto es aconsejable que en lugar de tener 22 jugadores, los cuales terminarían abrumando a nuestros pequeños, dispongan de 14 (7 de cada equipo). Este número de jugadores es perfecto para que sean capaces de controlar las varillas sin agobiarse.

Si hay algo que les gusta a los más pequeños cada vez que juegan o compiten es ganar. Siempre están obsesionados con el resultado del partido, por lo tanto démosles el gusto de poder llevar el control del partido y ser capaces de ir señalando manualmente cada vez que logran o reciben un gol, a través del marcador manual.

Por último, el peso de este producto ha de rondar los 11 kg. Esta característica es perfecta para que se pueda mover cómodamente por distintas zonas de la casa, así como convertirlo en el juguete perfecto para llevar a cualquier comida familiar en la que disfrutarán junto al resto de niños de la familia, como sus primos o hermanos.

También te puede interesar:

¿Cuánto cuesta un futbolín profesional?