Futbolines de juguete: un regalo acertado para los niños

¿Llega el cumpleaños de tu hijo, la Navidad, o simplemente quieres premiarlo? Sorpréndelo regalándole un futbolín de juguete para poder disfrutar en casa junto a sus amigos o familia. Podrá jugar a cualquiera hora del día, e independientemente de la época del año.

Es aconsejable que sean ligeros, facilitándote el trasporte siempre que lo desees. Moverlos te permitirá limpiar fácilmente debajo de éstos, o trasladarlos a otro habitáculo -como puede ser el salón principal, la cocina, o a cualquier otra zona de la casa-, para que mientras tú realizas actividades, tu pequeño se encuentre en el mismo lugar haciéndote compañía y pasándoselo en grande. Por eso, deberías decantarte por los futbolines para niños que cuenten con un peso inferior a 15kg, dándole la oportunidad de disfrutar a tu hijo de éste incluso cuando os vais de viaje.

futbolines para niños

Los futbolines de juguete están dotados de perfectas dimensiones que permiten a los niños disfrutar durante su uso, permitiendo llegar a la superficie de juego sin ningún tipo de dificultad para poder seguir el recorrido de la pelota. Además, si tienen los mangos de plástico permiten una mayor comodidad. Es importante que las varas que soportan a los jugadores sean telescópicas para evitar golpes.

Ten en cuenta que el aspecto será determinante para que tu pequeño se quede asombrado. Por eso escoge los colores y dibujos que más llamativos resulten y seguro que logran captar su atención. Y si hay una cosa clara es que tu hijo siempre querrá ganar y llevar la cuenta de los goles en todos los partidos, por eso asegúrate de que puede hacerlo gracias a los marcadores manuales que suelen estar colocados detrás de cada portería.

jovenes jugando futbolín

Los futbolines infantiles suelen estar compuestos, comúnmente, por una longitud inferior a los 100 cm. Es posible guardarlos en garajes, buhardillas, o incluso tenerlos fijamente en las habitaciones de los más pequeños, dándoles la posibilidad de poder usarlos a cualquier hora, y hasta que se cansen. Si decides colocarlos en su propio cuarto no debes temer por la seguridad de tu niño, ya que al ser objetos pensados para ellos cuentan con la seguridad requerida.

Ahora tan solo se trata de decidir qué futbolín puede ser el que más le guste a tu pequeño, y prepárate para verlo disfrutar durante horas.

También te puede interesar:

Futbolines plegables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *