Mesa Multijuegos. Un regalo ideal para niños

¿Imaginas qué cara pondrían tus hijos si les dices que pueden jugar al billar, tenis de mesa, futbolín,  air hockey, entre otros muchos pasatiempos, a todas horas, y todo ello sin necesidad de salir de casa? Pues ahora deja de imaginarlo y experiméntalo. Las mesas multijuegos se han convertido en el regalo perfecto para sorprender a tus pequeños en sus cumpleaños, o en Navidad. Gracias a ellas podrás olvidarte de la incertidumbre de si les gustará tu sorpresa, y tan solo tendrás que prepararte para disfrutar de verlos disfrutar.

Siempre que nos disponemos  a comprar un regalo para nuestros hijos o sobrinos lo hacemos con la máxima ilusión, y con la única preocupación de conseguir convencerlos, pero todos sabemos que esto último no es una tarea sencilla. Las mesas multijuegos, una estructura de madera que se adapta a los gustos de todo tipo de niños, te aseguran no tener que volver a vivir esa sensación de que tu sorpresa no cumple las expectativas que te habías propuesto.

Existen distintos modelos: algunos permiten disfrutar de 2 juegos distintos, otros de 3, 4 e incluso hay otras de enorme versatilidad adaptándose a un total de 7. Esta gran polivalencia ha dado lugar a que se hayan convertido en un regalo ideal adaptado a todos los gustos y apetencias de cualquier momento. Son perfectas tanto para aquellas familias que se componen de más de un chiquillo, pudiendo competir entre ellos durante largas horas y sin tener que salir de casa, como en las que solo existe un niño ofreciendo la facilidad de que pueda jugar con sus amigos o padres.

regalar mesa multijuegos

 

Están diseñadas poniendo el foco de atención en la seguridad total mediante su uso. Los soportes de la mesa son muy estables, las varillas del futbolín telescópicas, y la resistencia de los materiales aseguran convertirse en un objeto de enorme duración.

Ten en cuenta que, generalmente, estarán formados por 215 cm de largo, y 120 cm de ancho, aproximadamente. Para que te hagas una idea suele ser lo que ocupa un escritorio infantil, por lo tanto, y en función de tu espacio podrás colocarlo en la propia habitación del niño, en la zona de juego de la casa, buhardilla, o incluso en el salón principal de tu hogar. Valora el hecho de estar jugando junto a él a la vez que  puedes disfrutar de la compañía del resto de la familia.

Es más, algunas disponen de la capacidad de convertirse en una mesa convencional, sobre la que comer o tomar la merienda. Es decir, que tu hijo podrá realizar la tarea escolar sobre ella, y estará deseando terminarla para convertirla en una mesa de ping pong, dados, o en un futbolín. Su principal preocupación será decantarse por qué juego comenzar. Se acabaron las tardes aburridas, los fines de semana lluviosos sin planes, las repetitivas celebraciones de cumpleaños, y las comidas familiares sin distracciones para los pequeños.  Y ¡atención! Los juegos que ofrecen estas mesas les permitirán hacer deporte en casa y potenciar los reflejos, la agilidad y la puntería.

También te puede interesar:

Mesa multijuegos: mesas para jugar toda la familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *